¡Redefine el concepto “miedo”!

Manín, debajo encontrarás una versión revisada de un artículo que publiqué en el Huffington Post hace un par de años. La mayor parte de la información es la misma, pero hice algunos cambios y debo decir que ha sido interesante ver cómo han cambiado mis ideas y miedos. Espero que mis ideas aporten valor a tu vida.

La tendencia que tenemos de evitar experiencias que asumimos nos causarán miedo, es normal. Todxs queremos ser felices, pero ello no quiere decir que tendremos éxito siempre que intentemos alejarnos de situaciones que evoquen nuestros miedos. Querer ser felices nos motiva; el miedo también lo hace y no es una emoción que debamos evitar o invalidar.

Muchas de mis metas nacen del deseo genuino de ser feliz y de sentir que me estoy convirtiendo en una mejor persona. Ese es un lado de la moneda. El otro lado, el que estoy aprendiendo a aceptar, es el que me lleva a perseguir objetivos que nacen del miedo a lo que podría suceder si no los logro. Estoy convencida de que, de manera subconsciente, este miedo a lo que podría pasar se traduce a un proceso mental como este: si X no sucede en mi vida, entonces por tal o cual consecuencia, me sentiré herida. Dicho razonamiento se mantiene igual sin importar ni el objetivo de que se trate ni las posibles consecuencias. Tengo miedo de ser vulnerable y de sentirme herida porque si no soy tan resiliente como creo, entonces ¿qué sucederá conmigo si no puedo levantarme otra vez?

Estoy aceptando que, incluso si me siento herida y sin arreglo posible, es solo una idea. No todas las ideas son correctas. Nada puede dejarnos sin arreglo a menos que le demos permiso para hacerlo.

Si reconozco mis miedos, los observo, (les) respondo de manera proactiva y no me castigo por ellos, entonces me enseñan sobre mí misma y me ayudan a estar más preparada para lidiar con situaciones futuras que evoquen mis miedos. El miedo es un peldaño que nos ayuda a transformar creencias limitantes en empoderamiento. Necesitamos situaciones difíciles para madurar emocionalmente y crecer espiritualmente. El miedo nos recuerda dónde están los límites de nuestra zona de comfort. Enfrentarnos a nuestros miedos nos obliga a empujar esos límites para reconocer nuestros recursos personales. Nuestra manera de reaccionar a situaciones difíciles es lo que nos hace crecer o nos deja sin arreglo posible.

Sé que muchxs de nosotrxs permitimos o hemos permitido que el miedo marque nuestras almas y determine nuestro futuro. En lugar de permitirnos usarlo para no crecer, el miedo debería ayudarnos a aceptar plenamente la vulnerabilidad como una herramienta valiosa para ejercitar los músculos de la resiliencia, el valor y la felicidad.

Plá.

Elisa

PD. Manín, escribir es mi pasión y disfruto explorar el arte usando distintas formas de expresión. Estaré eternamente agradecida si me ayudas a regar la voz y a compartir mi arte con el mundo:

Ya sabes que amo escribir. Puedes leer algunos de mis poemas y obras de ficción aquí y, por favor, hazme saber si mis poemas e historias tocan una o dos de las fibras más íntimas de tu ser.

También amo la música y puedes escuchar la mía en todas las plataformas digitales. Tengo otro proyecto musical que describo como dembows filosóficos cortos y puedes escuchar esas canciones aquí. ¿Qué opinas de las canciones, las letras? Quiero saber qué piensas.

Desvelo, silencios y recuerdos” es mi primer hijo-libro de poesía. Lee el fragmento, compra el libro o comparte la portada. Hagas lo que hagas, te lo agradeceré.

El plan es, además de compartir contigo buenas noticias de mi vida y de mi arte, publicar estos artículos todas las semanas. Si te gustó leer este, puedes hacer dos cosas: compartirlo con todas las personas que quieras usando los botones de debajo y suscribirte a mi lista al final de esta página.

Por último, podrás saber un poco más de mí si me sigues en redes: IG Twitter Youtube

¡Gracias, manín!

 www.elisacarolinams.com